Centro de Arte Caja de Burgos



FERNANDO RENES

Chocobalto

Del 8 de febrero al 26 de mayo de 2019

FOTO

La pintura mordaz e irónica que ha caracterizado desde sus inicios el trabajo de Fernando Renes ha encontrado en la cerámica, en los últimos años, una nueva vía de locución.

FOTO

Si el dibujo de Renes, a mitad de camino entre el expresionismo más rabioso y la estampa popular moderna, ha sido siempre esencial en la construcción de su obra, es en la cerámica donde quizá ha encontrado el vehículo formal que ha permitido al artista dar rienda suelta a muchas de sus obsesiones. Con la cerámica Renes ha experimentado tanto con la manipulación de objetos fácilmente reconocibles y cotidianos —relacionados con la tradición alfarera, que el artista transforma sencillamente mediante la inclusión de palabras y textos— como sobre el material en sí, entendido como un soporte válido y virtuoso, con el que multiplicar el efecto provocador y bizarrro que acompaña su obra.

En este sentido es indispensable mencionar el paso de Renes por Genalguacil, el pueblo malagueño donde se desarrolla el festival Arte Vivo, y en el que intervino en 2017 fachadas y rincones, en un ejercicio de traslación al exterior de imágenes y frases sugeridas y aportadas por los propios vecinos. Con cerámicas estables unas, pequeños murales otras, efímeras instalaciones en ocasiones, Renes utilizó los muros del pueblo como escenario y como soporte, pero sobre todo como un ejercicio de participación pública y colectiva.

Ahora en el Centro de Arte Caja de Burgos CAB Renes presenta la más radical de las propuestas realizadas por el artista hasta el momento. Un zócalo completo situado hasta la imaginaria línea que delimita tradicionalmente la altura de los ojos. Un horizonte vacío bajo el cual se instala un interminable mosaico que circunda por completo el perímetro de la sala. Dibujados casi en exclusiva con dos pigmentos (el óxido de cobalto y el óxido de manganeso) a los que alude de manera lúdica el título de Chocobalto, los miles de azulejos que ha trazado, cocido e instalado crean una envoltura brillante, un alicatado de aspecto solvente, en la que Renes invierte la función tradicional de este recubrimiento y lo transmuta en un mural de enorme fuerza plástica. El artista ha querido también que el público, teórico espectador de la exposición, fuera parte activa del proceso en una de sus fases germinales desarrollada en el propio centro y que, el resultado, se incorporara a la obra final.

Chocobalto se inunda con las ilustraciones, rasgos y motivos que han hecho del trabajo de Renes uno de los más reconocidos de nuestra comunidad por su cercanía a la cultura popular de masas. Las referencias transgresoras a la iconografía infantil, a la memoria colectiva asentada sobre imágenes poco o nada elevadas, cuando no despreocupadamente aculturales, se ven sobrepasadas  por un elocuente aparato crítico, muchas veces meramente textual. Con la palabra, con frases certeras y calculadas, subvierte la aparente inocencia de la imagen y pone a prueba la propia destreza del espectador para desentrañar el contenido de una obra que, además, no está exenta en ocasiones de grandes dosis de humor.

Cerámica y creación contemporánea

En los últimos años venimos asistiendo a un muy interesante ejercicio de recuperación de la cerámica como uno de los soportes que mayor libertad expresiva permite. Su conexión atemporal con la tradición, la relación de intimidad que se establece entre el creador y la materia, las propias cualidades del material (flexibilidad en el modelado, técnica y ciencia en la cocción y en la aplicación de pigmentos, estabilidad funcional en el acabado último y la certeza de que el resultado final no deja de ser aventurado) la han convertido en un nuevo territorio de experimentación contemporánea. Por su relación histórica con la pintura —fueron en gran medida los pintores quienes, por ejemplo, contribuyeron al desarrollo de la porcelana europea por ser los mejores conocedores de la conversión de los óxidos minerales en colores aplicables—, no es extraño que hoy sean también algunos de sus principales protagonistas, cuando por costumbre parecía un ámbito vedado solo a los artistas tridimensionales.

Creadores como Ursh Fischer, Mike Kelley, Rosemarie Tockel, Rebecca Warren, Peter Fischli & David Weiss y muy especialmente  Grayson Perry –galardonado con el Premio Turner en 2003– han situado la cerámica en el primer plano del arte internacional. En nuestro país Pere Noguera, Jordi Mitjá, Teresa Solar Abboud, June Crespo, Miki Leal, el arandino Diego Delas y Fernando Renes pueden ser considerados algunos de los nombres esenciales en este renacer.

 

LAURA LIO »


Fernando Renes











CAB de Burgos · C/ Saldaña s/n · 09003 BURGOS (Spain)
Telf. (+34) 947 256 550

Diseño y desarrollo menosdiez.com